Archive for the ‘Jodhpur’ Category

Jodhpur

abril 11, 2010

11 de Abril de 2010

Jodhpur es la ciudad azul. Pero en este caso si es azul de verdad!

Aquí, como en todas las demás, lo más importante que hay que ver es el fuerte. Enorme, y muy bonito. Y con vistas a todas las casitas azules de la ciudad vieja.

El calor sigue siendo aplastante, así que a comer al hotel. En el rato de la siesta papá desaparece. Luego descubrimos que estaban dándole un masaje en el spa.

Nosotras nos vamos de compras con el Gran Guerrero. Sedas, babuchas, más sedas…

Recogemos a papá y nos vamos a cenar a la otra atracción de Jodhpur; el Umaid Bhawan Palace. Otro palacio convertido en hotel Taj, pero el tamaño de este es escandaloso. La mitad lo han hecho museo y los jardines se pierden en el horizonte. De hecho es uno de los lugares preferidos para celebrar bodas por las estrellas de Bollywood y la alta sociedad india.

De cena, por fin los tres juntos, tomamos el menú estilo banquete; entrantes, ensaladas, sopas, primeros, segundos, postres y sorbetes entre medias. Todo muy rico, aunque un tanto excesivo para el tamaño de nuestros estómagos… a la medida de la choza… así es el melonar!

Jaipur – Ajmer – Jodhpur

abril 10, 2010

10 de Abril de 2010

Hoy hemos hecho turismo por Jaipur; la “ciudad rosa”. O eso dicen, porque rosa no es, tiene un tono más parecido al naranja. El Maharaja pinto la ciudad de rosa en 1876 para recibir al príncipe de Gales, y se ve que con los años el color ha ido degenerando.

Es la primera ciudad planificada de Rajasthan, por lo que el casco antiguo tiene las calles rectas y los edificios guardan un orden. El palacio de la ciudad sigue habitado por la familia del Maharaja, se puede visitar una parte y si quieres acceder a todo el palacio pagas una entrada más cara y la hija del maharajá te hace de anfitriona. Tienen el negocio muy bien montado, pero por lo menos conservan el patrimonio.

Después hemos visto el Hawa Mahal (Palacio del viento), que consiste en una fachada llena de ventanas diseñada para que las mujeres de palacio viesen los festivales y espectáculos que se celebraban en la avenida principal, dado que no se les permitía ser vistas por los hombres.

Seguimos ruta hacia Ajmer, parando antes a comer en un sitio típico de carretera, en el que te venden las artesanías típicas de cada rincón de la India. Llegamos a Ajmer, dónde lo típico es una mezquita pero, dado el calor que hace y la fama que tiene de ser un lugar multitudinario y llenos de vendedores y timadores que se te pegan como moscas, visitamos un templo jainista en el que tienen la recreación de toda su fe hecha en maquetas de oro. 750 kilos. Una auténtica maravilla y totalmente diferente de cualquier cosa vista hasta ahora.

Llegamos a Jodhpur, el hotel (Krishna Prakash Heritage Haveli) en una zona un tanto… india (para mochileros está bien). Las habitaciones un desastre e inaccesibles dado que aquello es un laberinto de escaleras, así que aunque pagamos una noche salimos de allí rapidito, antes de que a mis padres les salga un sarpullido.

Decidimos ir al Ajit Bhawan, un lugar de cuento, parece el jardín de los  niños perdidos (pero sin niños, por supuesto). Cada habitación es una especie de cabaña redonda, con todas las comodidades, baños modernos y todo rodeado de naturaleza, muy tranquilo. Cenita en el jardín y a dormir.