Fin del viaje y vuelta a la realidad India


16 de Abril de 2010

Papá y Mamá se han ido bien temprano. Sin problemas de exceso de equipaje. Mi vuelo era  a las 2 de la tarde, con retraso de hora y media.

Como hoy han acabado los exámenes internos en Indira han venido a recogerme al aeropuerto Shirish, Archana y Aakash. Directos a Kalyani a celebrarlo en el sitio soñado por mi padre; KFC. Yo felizmente desayuné fuerte y me he pasado el vuelo comiendo cookies, así que entre eso y el calor no tengo nada de hambre. De ahí damos una vuelta por Lifestyle y hacemos alguna compra para hacer tiempo, porque se les ha antojado ir a tomar zumo de mango a Fantasy, que no abre hasta las 8.

A la salida cae una tormenta, que en estas fechas no toca, pero siempre se agradece. Llegamos a Fantasy, que sólo abre de 8 a 10 y se forma cola media hora antes de que abran, yo creyéndome que aquello iba a ser el local más glamuroso de Pune, y resulta que no, que ni alfombra roja, ni manager de parking, ni sillas de Philippe Starck, ni barra sicodélica luminosa, ni música rollo zen, ni camareros con sonrisas profident y camisas recién planchadas. Aquello es un chamizo de 2 metros cuadrados en la cuneta de la carretera, sin ningún tipo de espacio en el que hacer cola, ni sentarse, ni aparcar. Nos quedamos en el coche al otro lado de la carretera, Shirish cruza y pide y al rato viene el ayudante de turno con los cuatro vasos de batido de mango. Esta bueno, pero el que hace Anna enfrente de Guptaji no tiene nada que envidiarle, pilla más a mano, cuesta la cuarta parte, nos dan servicio VIP, y abre todo el día.

Por fin, tras horas de atasco que a mi se me hacen eternas, llegamos a Spacia, dónde mi novio está esperándome desde las 3 de la tarde. Y no hay momento cámara-lenta-melena-al-viento ni beso de película ni nada más allá de un abrazo muy “decente”, que dicen ellos. Porque aunque me haya pasado los dos últimos días en un centro comercial lleno de indias quinceañeras con minifalda paseando de la mano de sus chicos, aquello era una burbuja y era la capital. Y esto es la India cruda y dura, en la que tras dos semanas de separación no puedes comerte a besos a tu novio, porque como mi amiga Nivedita dice “esas cosas se reservan para el dormitorio”. Dormitorio que en este caso compartimos con otros dos habitantes de Spacia, así que cada uno en su cama y Dios en la de todos…  Y luego dicen que India es un país libre. Pues eso, será el país, porque los habitantes…

2 comentarios to “Fin del viaje y vuelta a la realidad India”

  1. asun Says:

    muy bueno sara….me encanta

  2. KEKA Says:

    Está genial,pienso que lo podia haber recopilado en papel ,pero como no me funcionaba la impresora,no he podido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: