Delhi


15 de Abril de 2010

Empezamos el caluroso último día del viaje en Jama Masjid, la mezquita más grande de Asia. Llegamos a la puerta 2 y mientras un hombre nos hace descalzarnos, otro nos da una especie de bata sucia a cada uno y nos pide 200 rupias por entrada. Le decimos que no hay que pagar entrada, así que no nos va  a engañar, y señala el tablón muy convencido, en el que pone que hay que pagar 200 rupias por cámara, así que le digo que es solo por la cámara y que no pagamos 600, que solo 200. El hombre se cabrea, nos arranca la bata de las manos y nos echa de allí a gritos y con muy malas maneras.

Caminamos a la puerta 3, que según la Lonely es la “tourist friendly” (lo que quiere decir que te venden calcetines por 50 rupias y sombreros de paja, y te cobran por dejar los zapatos). Y nos vuelven a contar la misma milonga; que 200 por cabeza. Pero estos por lo menos aceptan las 200 y nos dan la bata llena de polvo y sudor.

Entramos a la mezquita, que no es tan bonita como esperábamos, ni tan grande como se ve en las películas, lo que pasa que como los musulmanes se amontonan para rezar ocupando el espacio indispensable, pues la capacidad es bastante.

Salimos de allí rapidito, porque la gente no es nada amable, y hace mucho calor para estar discutiendo. Y ni siquiera puedes caminar fuera de la alfombra porque te abrasas los pies hasta con calcetines.

Y a la salida otra vez otro hombre pidiendo que paguemos por haber dejado los zapatos. Primero déjame que salga y vea si mis zapatos siguen ahí, y segundo, si quiero, te daré una propina. Pero no, él según te ve acercarte a la entrada te asalta con exigencias y a gritos, y pone la mano y gruñe.

No me ha gustado nada este sitio.

De ahí vamos a la pira funeraria de Gandhi, (parando a hacer un par de fotos del Red Fort) otra vez en mitad de un parque sin una sombra. Y el driver de hoy también nos pide 30 rupias para el parkin, otro que se va a quedar sin propina. A los paisajistas de aquí no se les ocurre plantar un árbol así los maten. Ellos venga césped y arbustos!

Y nuestro recorrido cultural acaba en la tumba de Humayum. Otro mini Taj Mahal. A mi me dan entrada de Indian Citizen, así que en vez de 250, pago 10 rupias, pero más que el ahorro me hace ilusión haber pasado por india!

De ahí papá dice que a comer al Hard Rock, que se está muy bien en el centro comercial con aire acondicionado. Y la verdad que sí, que a estas temperaturas no nos queda nada más que ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: