Amritsar – Delhi – Agra


6 de Abril de 2010

Segunda baja; Papá se puso malo anoche, así que se queda en el hotel a suero.

Mamá y yo cogemos un coche del hotel, con el chofer de blanco inmaculado y nos vamos al Golden Temple, a mí casi me gusta más de día, aunque hace un sol de justicia. Aquí, como es una gurudwara a lo grande, tienen montado un comedor inmenso para todo el que quiera. Nos asomamos sólo por curiosidad, que no está el tema como para hacer experimentos.

Después damos una vuelta por el bazar, a hacer algo de shopping, parada en CCD incluida (para pasar al toilet). Y de vuelta otro tuc-tuc, sin amortiguadores. Los riñones de mi madre quedan hechos papilla.

El personal del hotel encantador, ofreciéndonos un médico o lo que necesitemos. Y por lo visto el chofer se quedo por la mañana esperándonos (nadie nos dijo que el servicio era ida y vuelta), y sigue a las afueras del templo, juas!

Volvemos al aeropuerto para volar a Delhi. Se habla de la picaresca española, pero la india no tiene nada que envidiarle, el ejemplo más descarado lo tenemos aquí. Cómo las empresas saben como se las gastan los indios, a todo le ponen el precio en el envase, para evitar los precios abusivos. En el caso de las bebidas te pueden cobrar una rupia más si está fría. Y en Amritsar la ciudad entera está empapelada por Coca-Cola: “330ml for only Rs.13” (330ml por solo 13 rupias), pues en el aeropuerto, para evitar la deshidratación de mis progenitores yo voy toda feliz a por un par de cocacolas con 30 rupias en la mano. Y el del chiringuito me dice que 100! Y lo mejor es que en la franja amarilla donde pone el precio lo han tapado con pintura del mismo color, que aún está fresca. Pero ley de la oferta y la demanda, o pago las 100 rupias o se me mueren de sed…

Por fin (tras el retraso típico de Kingfisher) llegamos a Delhi, donde nuestro chofer Mahaveer (gran guerrero) nos espera tras haber recogido nuestro equipaje del hotel. Y salimos hacia Agra.

Al conductor lo tienen adiestrado para llevar a europeos, así que nos obliga a ponernos el cinturón, no pasa de 60km/h y cada vez que le suena el móvil se para a hablar en la cuneta!

Tras 5 horas de viaje (a la media de crucero que llevamos es lo mínimo) llegamos de noche a Agra, y cruzamos el Ganj (que mis padres se pensaban que era una ciudad de cuento) en su momento mas tétrico; estrechas calles de tierra absolutamente desiertas, casas pequeñas y amontonadas con 4 palos y un saco a modo de toldo/portal, montones de basura en cada puerta custodiados por monos y perros mutilados y todo ello aderezado con la tenue luz de alguna bombilla que chisporrotea a la entrada de una casa y la densa niebla (o polución).

El hotel Clarks Shiraz está en la mejor sección de la Lonely Planet, junto con el Taj, el Oberoi y el Sheraton, es supuestamente el primer hotel de 5 estrellas de la ciudad. Y yo no dudo que cuando lo inaugurasen hace 20 años fuera excelente, pero sigue tal cual. Es como alojarse en el Hotel California, un hall enorme estilo remordimiento y habitaciones sin ningún tipo de salero en la decoración, los baños necesitan una reforma urgente y las colchas más les valdría hacer una fogata con ellas (por lo feas que son y por la mierda que tienen encima tras 20 años sin lavarse), el minibar no sabe lo que es una bayeta, el de mis padres está vacío y en el mío hay un par de latas de cerveza que debieron olvidarse uno turistas alemanes entrados en años, de los que se pasean por el país con chanclas y calcetines y sombreros de paja que cubren sus caras torradas por el sol el día anterior. Mi habitación tiene moqueta y el grifo de la ducha es monomando, la de mis padres tiene suelo de gres y la ducha es indescriptible. Y, aunque da la sensación de que lo vayan a demoler la semana que viene, cada vez que entramos o salimos de la habitación el pasillo está lleno. Y no podemos dormir por el ruido de algún compresor.

3 comentarios to “Amritsar – Delhi – Agra”

  1. KEKA Says:

    Si llego a ir y me meto en éste hotel me dá algo,por la mierda acumulada,másque nada.Me encanta tu blog y tu manera de narrarlo

  2. Raquel Says:

    Veo que has sido una excelente guía-enfermera….

  3. reyes Says:

    Demoler, esa es la palabra que he utilizado en la critica del hotel! jajajajaj
    lo de Agra por la noche fue muy fuerte, pero el Taj Mahal a la mañana siguiente compenso todo, que cosa tan bonita!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: