Archive for 30 abril 2010

Podría engañarte, si se me diera mentir…

abril 30, 2010

30 de Abril de 2010

We could be heroes…

abril 29, 2010

29 de Abril de 2010

“Where the Love Laws were made. The laws that lay down who should be loved, and how. And how much.”

(Donde las Leyes del Amor se escribieron. Las leyes que determinan quién debe ser amado, y cómo. Y cuánto.)

Encerrada

abril 27, 2010

27 de Abril de 2010

Ayer fue un gran día, pero lo cierto es que empezó con uno de esos capítulos surrealistas que solo pueden darse aquí.

Rohit vino a desayunar, y cuando fuimos a salir del piso para ir al cine… sorpresa! Estabamos encerrados.

Lo primero que se me pasa por la cabeza es que los niños del edificio, jugando, han echado el cerrojo desde fuera (una de las contrariedades de no tener una cerradura normal, porque aquí las puertas van con cerrojo y candado). Llamo a mi vecina Jyoti, que está trabajando (por fin), y le digo que avise a la vecina de enfrente para que nos abra.

Pero mientras Rohit está al teléfono. Hablando con Archana, que dice que el presidente de la comunidad ha llamado a su hermano a decirle que la vecina me ha encerrado y no me piensa abrir hasta que venga el propietario (Monty, el hermano de Archana), porque la noche anterior traje a muchos chicos a casa.

Yo alucino, me da por reír por no llorar. Será estúpida! Si tiene algún problema que venga y me lo diga, pero que no me encierre sin más. Como para que me dé un infarto y no pueda salir por su inmadurez!

Monty llega directo a su casa, y tras hablar con ella, y explicarle que era mi cumpleaños y que por eso vinieron, y que yo soy una chica formal, que voy mucho a su casa y que están en contacto con mis padres, nos abre la puerta.

Y  me dice que no me preocupe, que esta gente tiene la mente totalmente cerrada, que haga lo que quiera en el piso pero que por unos días no vengan chicos por la noche.

Y hoy, hablando con Jyoti, me dice que el problema es que la vecina ha visto “cosas innecesarias”, pero que no dice que cosas. Y que tiene un niño de 3 años y por mi culpa va a crecer con unas ideas incorrectas y se va a volver una mala persona. En definitiva, que quiere que alquilen el piso a familias, nada de estudiantes.

Cosas innecesarias??? Yo me parto. Nadie iba desnudo, ni borracho. Mi novio no me permite besarlo fuera de mi dormitorio. No pusimos música. Qué vio esta mujer? Lo que le pasa es que está amargada porque no tiene nada que hacer en todo el día. Se levanta a las 5 de la mañana para prepararle el almuerzo al marido, que no vuelve hasta las 12 de la noche. Se queda todo el día en casa cuidando del monstruo de 3 años, porque una mujer sola no tiene permiso para salir a la calle. Y para lo único que mueve el culo del sofá es para cotillear quien entra y quien sale de cada casa cada vez que oye el ascensor (otra de las contrariedades de los ascensores indios; todos llevan una alarma que suena cada vez que abres la puerta, así que los vecinos siempre están al tanto).

Lo que es innecesario es que yo, cada vez que salgo de casa por las mañanas, tenga que ver a su hijo desnudo enfrente de mi puerta. Eso si que es innecesario.

Y es que esta mujer de siempre me ha tenido manía, porque ya le decía a Jyoti que no hablase conmigo porque soy extranjero, y que solo tenía que ser amiga de ella.

En fin, yo no voy a ir a decirle nada por no tenerla, porque lo que quería era que me echasen del piso, y por la mañana ha ido a ver a Jyoti muy enfadada porque yo seguía viviendo aquí. Pero ahora cada vez que entro y salgo le lanzo un beso, porque sé que está detrás de la mirilla observando, y una vez que entro en casa siempre sale al rellano, como para marcar territorio… qué malo es el desocupo!

Ya son 23!

abril 26, 2010

26 de Abril de 2010

Ha sido un cumpleaños genial.

Anoche a las 12 vinieron los chicos a casa con una tarta. Soplé las velas, cantaron Happy Birthday, brindamos y lo celebramos.

Esta mañana ha venido Rohit a desayunar, porque se ha vuelto adicto a mis tostadas de queso. Y después teníamos planeado ir al cine a ver la última de Sahid Kapoor, pero cuando hemos ido a salir del piso estábamos encerrados. Es lo que tienen las puertas de aquí, que como van con cerrojo te pueden cerrar desde fuera. Este capítulo ya os lo explicaré en otro momento.

Para cuando hemos podido salir de casa la película ya había empezado, así que hemos tenido que modificar ligeramente los planes; hemos visto Date Night. Una comedia divertidísima, muy recomendable.

Después el plan era ir a comer Sushi a Silk Route, uno de los 2 restaurantes que lo sirven en Pune, pero después de cruzarnos la ciudad el restaurante está de reformas. Felizmente The O Hotel está muy cerca y tienen otro restaurante (Harajuku) especializado en Sushi. Todo esto era un antojo mío, porque Rohit comió pescado por primera vez en Goa hace dos meses, y evidentemente no estaba crudo. Así que pedimos, y si no le gusta ya lo llevaré luego a que se tome un curry con rotis en otro sitio!

Llega nuestra bandeja de sushi. De entrada le parece monísimo, a ver cuando lo pruebe… Pues parece que se lo come bien, y no me extraña, porque está delicioso. Acabamos la bandeja y cada uno se termina su cocktail.

–       Desean tomar postre?

–       Pues si, pero no aquí.

El hotel está estupendo, pero teniendo el Hard Rock en la misma calle…

Que nos traigan un brownie, please!

Mi novio está encantado con su primera visita al Hard Rock. No tiene ni idea de quién es Mick Jagger, ni ha oído en su vida un tema de Queen ni de Guns N Roses, pero no deja de hacer preguntas y fotos (ya te las mandaré Reyes). Y por supuesto el local le encanta y el postre más.

Próxima parada: Pune Central. Porque ha pensado que el regalo mejor lo elija yo, que quiere algo para que estrene por la noche, pero mejor que me lo pruebe y decida. Y si, la verdad que ha hecho bien, porque estos el concepto de moda que tienen se lo deben todo a Bollywood, y yo ya me veía vestida de choni.

Me regala un vestido monísimo ideal para mis sandalias francesas (regalo de cumple de papá y mamá), pero con la condición de que me ponga los Levi´s debajo. Juas! Va a ser que no, que el look de “ir a vendimiar” quedó descartado para siempre tras la graduación en los Maristas. Al final llegamos al termino medio; ni jeans, ni enseñando pierna, lo dejamos en leggins.

Vuelta corriendo a casa, que al Darling se la ha parado el reloj y es una hora y media más tarde de lo que creíamos. Ducha rápida y me voy a Roseland a recoger a Uts, que ha venido para la fiesta.

Llegamos a Mezza 9, donde hemos reservado una de las carpas para 20. Y comienza la fiesta. Después de los aperitivos pasamos directamente a las tartas, porque han traído dos, una del lado europeo y otra del indio. Apago y reapago las velas, corto las tartas y comienza la guerra; nata por un lado, chocolate por otro, el merengue y los trozos de bizcocho se solidifican en las pestañas… acabamos rebozados en pastel!

A continuación llega el pollo. Fuentes y fuentes. Y el alcohol, que para eso estamos de celebración (menos mal que hoy no es ningún aniversario de Gandhi, ni de Shivaji ni del primo segundo del que limpiaba la sala dónde se escribió la constitución, porque aquí a la mínima declaran día seco).

La fiesta ha sido genial.

Thanks everyone who came to the party!

Desde un país muy lejano…

abril 24, 2010

24 de Abril de 2010

Hoy os echo de menos. A todos.

A la familia. Sobre todo a Carmen, y a Reyes.

A Su.

A Nat.

A Rosa, Ainhoa, Florin, Alicia, Mai, Rafa.

A Jenni, Lo, Vane.

A Fran, Alex, Isabel, Paola.

A Martita.

A Manu, y a Diego también, aunque llevo años sin verte.

A Dieguito, Edu, Julia, Paula, Miriam.

A Liz, Ale, Mónica, Guille, Sanna, Hanna.

A Meri. A Mara.

A Ra, y a Gon, y a Bolu. Y al Padrino.

Y a Utsav.

Porque mi vida aquí era mejor con él.

Día de extranjera

abril 23, 2010

23 de Abril de 2010

Hoy he reivindicado mi “Yo” extranjero. Porque en la India no saben de españoles, alemanes, australianos o americanos; aquí o eres indio o eres extranjero.

Y como hace tanto calor y Mamá me trajo las últimas tendencias en moda, yo me he puesto mi mono-short denim de Mango y mis sandalias rollo “El diario de Noa” de Promod y me he echado a la calle. Los primeros 5 minutos sobre la pikie me he sentido un poco desnuda, que aquí lo de enseñar pierna no es lo normal, los minutos siguientes me he sentido pegajosa (cuando el bronceador ha empezado a derretirse entre mis muslos y el asiento de la pinkie, que ha quedado lleno de churretes blancos), y cuando he llegado a KP me he sentido totalmente integrada. He dejado a Rohit en el Taj, que tenía que recoger su carta de empleo y pasar el reconocimiento médico antes de incorporarse, y he seguido camino a Solaris, la burbuja extranjera por excelencia donde cada fin de semana todos los alemanes (empleados de BMW y Volkswagen) y demás turistas exponemos nuestras blancas pieles al sol mientras pedimos un cocktail tras otro y nos damos algún chapuzón cuando el calor aprieta. Los alemanes siempre acaban quemados.

Y hoy somos solo Eva y yo, porque es su cumple, así que lo celebramos tomándonos el día con calma. Por la tarde a mí se me ocurre la brillante idea de ir a ver si encontramos el almacén de telas recomendado por Roeland, en el que venden saris de seda de segunda mano a precio de risa. El lugar, según he oído es algo así como un garaje lleno de fardos de saris, en una calle muy difícil de encontrar, pero yo tengo el teléfono de la dueña y algo así como un plano, así que me aventuro.

Y lo encontramos, llegamos al punto de referencia del mapa, pero allí solo hay un callejón por el que ni siquiera cabe la pinkie, así que la tengo que dejar allí abandonada. Y entramos en el callejón, que es como entrar en otra India alternativa, llena de minicasitas desiguales, mujeres charlando y pelando cebollas en la entrada de su casa, y niños semidesnudos que nunca han visto a nadie tan blanco como nosotras (aparte de Roeland). Y yo con mis shorts y mis sandalias francesas…

El sitio es un cuartucho en el que cabe medio coche, pero tiene más fardos de los que me imaginaba. Y más polvo del que nadie se pueda imaginar. Pero las sedas merecen la pena. Son todo saris de las mujeres rajastaníes de clase alta, que usan para bodas u ocasiones especiales y luego se cansan y se deshacen de ellos. Yo me llevo 9 saris y 3 dupattas, porque no puedo cargar con más, que estoy a 25 km de casa.

Cena de cumpleaños en Malaka Spice, como siempre todo buenísimo. Y vuelta a casa pronto, que dice Rohit que tan sexy no puedo ir en la moto muy tarde. A ver si le doy un agua a las adquisiciones del día.

P.S. Feliz cumple a mi primisisisima. Feliz Sant Jordi a los catalans, y feliz día del libro al resto.

Amanece en Pimpri

abril 22, 2010

22 de Abril de 2010

Qué princesa necesita un beso del príncipe Azul para despertarse?

Yo no, para eso está “Lucifer”, el cuervo de Maléfica. Cada mañana bien temprano se planta en la barandilla de mi balcón y empieza a graznar hasta que me echa de la cama. Porque desde hace semanas duermo en la terraza, que es el lugar más fresco de mi piso de dos dormitorios. Hoy me ha dado tanta rabia que le he lanzado lo único que tenía a mano; las chanclas. Primero una, y luego la otra. Y no se ha canteado. Encima luego me ha tocado bajar a por ellas.

Hoy por primera vez en meses, tengo agua y luz durante todo el día. Lo que siendo jueves es un milagro, porque los jueves nos cortan la luz todo el día desde octubre. Y el agua es a diario, solo la dan de 7:30 de la tarde a 10:30 de la noche, y de 6 a 9 de la mañana.

Lo he celebrado haciendo limpieza general, que falta hacía.

Con el suelo limpio he aprovechado para hacer un rato de yoga, que a mi colchoneta rosa le estoy dando poco uso.

Pass Time

abril 19, 2010

19 de Abril de 2010

“Pass Time” es la expresión más  utilizada por la población india de mi edad. Porque aquí si hay algo que tienen es tiempo, y de alguna forma hay que pasarlo, así que todo lo justifican así. Se levantan por la mañana y no saven que hace; a comer pollo a 80Km. Los zumos Fantasy no abren hasta las 8; a comer pollo a KFC. Que no les dan las notas hasta dentro de 5 horas; a rezar al templo. Que cancelan la clase un viernes; improvisan viaje a Goa. Que están en casa aburridos; montan un desfile de moda, o representan una película de Bollywood…

Aunque en la mayoría de los casos el “time pass” suele incluir pollo y cerveza.

Después de comer en Guptaji lo de siempre y tomar el zumo/postre en Anna, echamos una siesta en Spacia, porque estos días hace tanto calor que no se puede estar en la calle hasta que cae el sol.

La tarde la pasamos en Aundh de compras; Abhishek, Nivedita, Rahul, Rohit y Yo. Las compras eran para Rahul, el resto vamos de asesores para que compre unos calzoncillos. Si, dos horas para eso, pero… alguien tiene algo mejor que hacer??? Cena temprana (porque es lunes, y Nivedita ayuna, pero puede cenar, así que la cena es a las ocho de la tarde) en un vegetariano (porque los días de ayuno no pueden comer carne). Aquí lo normal con las familias más religiosas es que ayunen al menos un día a la semana, según el dios al que más veneren. Y luego hay otros días que no pueden comer carne. Es algo así como; el lunes ayuno, el martes arroz, el miércoles puedo comer pollo, y el viernes también. Y luego están los colores de la ropa; Nivedita es brahmin, y por lo visto cada día de la semana debería vestirse de un color; Lunes blanco, luego verde, después naranja… No recuerdo exactamente que color es cada día, y ella no lo sigue en absoluto.

De camino al cine paramos a por un ramo de rosas blancas. Y llegamos a ver la película, a la que se unen Amruta y su cuñada. Vemos Hurt Locker, para añadir un poco de tensión a la que ya existe en la sala. Y ambas se despiden a la francesa, así que aquí acaban mis intentos por mantener una relación cordial con la amiga de mi chico. Como diría mi prima Raquel; Que le den!

Recuperándome tras el viaje

abril 18, 2010

18 de Abril de 2010

Ayer después de desayunar me trajeron a casita, que tras dos semanas inhabitada me estaba esperando con kilos de polvo y plumas de los cuervos y palomas.

Tras intentar limpiar, porque sin agua tiene su dificultad, me di una duchita con agua mineral, Rohit me recogió y nos fuimos a Kalyani, a la fiesta de despedida de Eva, que en teoría se iba hoy, pero con lo del volcán le han cancelado el vuelo. Felizmente Papá y Mamá llegaron a Madrid a tiempo.

La despedida estuvo bien, pero faltaba Henrika, que siempre animaba la fiesta.

Y hoy estoy en cama, tras haber sido obligada por mi adorable novio a hacer gárgaras con agua caliente y sal, porque del aire acondicionado del avión tengo la garganta tocada.

Fin del viaje y vuelta a la realidad India

abril 16, 2010

16 de Abril de 2010

Papá y Mamá se han ido bien temprano. Sin problemas de exceso de equipaje. Mi vuelo era  a las 2 de la tarde, con retraso de hora y media.

Como hoy han acabado los exámenes internos en Indira han venido a recogerme al aeropuerto Shirish, Archana y Aakash. Directos a Kalyani a celebrarlo en el sitio soñado por mi padre; KFC. Yo felizmente desayuné fuerte y me he pasado el vuelo comiendo cookies, así que entre eso y el calor no tengo nada de hambre. De ahí damos una vuelta por Lifestyle y hacemos alguna compra para hacer tiempo, porque se les ha antojado ir a tomar zumo de mango a Fantasy, que no abre hasta las 8.

A la salida cae una tormenta, que en estas fechas no toca, pero siempre se agradece. Llegamos a Fantasy, que sólo abre de 8 a 10 y se forma cola media hora antes de que abran, yo creyéndome que aquello iba a ser el local más glamuroso de Pune, y resulta que no, que ni alfombra roja, ni manager de parking, ni sillas de Philippe Starck, ni barra sicodélica luminosa, ni música rollo zen, ni camareros con sonrisas profident y camisas recién planchadas. Aquello es un chamizo de 2 metros cuadrados en la cuneta de la carretera, sin ningún tipo de espacio en el que hacer cola, ni sentarse, ni aparcar. Nos quedamos en el coche al otro lado de la carretera, Shirish cruza y pide y al rato viene el ayudante de turno con los cuatro vasos de batido de mango. Esta bueno, pero el que hace Anna enfrente de Guptaji no tiene nada que envidiarle, pilla más a mano, cuesta la cuarta parte, nos dan servicio VIP, y abre todo el día.

Por fin, tras horas de atasco que a mi se me hacen eternas, llegamos a Spacia, dónde mi novio está esperándome desde las 3 de la tarde. Y no hay momento cámara-lenta-melena-al-viento ni beso de película ni nada más allá de un abrazo muy “decente”, que dicen ellos. Porque aunque me haya pasado los dos últimos días en un centro comercial lleno de indias quinceañeras con minifalda paseando de la mano de sus chicos, aquello era una burbuja y era la capital. Y esto es la India cruda y dura, en la que tras dos semanas de separación no puedes comerte a besos a tu novio, porque como mi amiga Nivedita dice “esas cosas se reservan para el dormitorio”. Dormitorio que en este caso compartimos con otros dos habitantes de Spacia, así que cada uno en su cama y Dios en la de todos…  Y luego dicen que India es un país libre. Pues eso, será el país, porque los habitantes…