Gurudwara


25 de Marzo de 2010

Hoy he asistido por primera vez a una Gurudwara. El equivalente Sikh a la Iglesia.

Mi amiga Archana y su familia son Sindhis, una de las comunidades indias. En origen los sindhis proceden de Sindh, una de las cuatro provincias de Pakistan. Tras la independencia y la división de India, en 1947, un gran número de musulmanes indios se trasladó a esta provincia, mientras que muchísimas familias sindhis hindúes se refugiaron en India, dónde el gobierno les cedió zonas de residencia a las afueras de las ciudades. La familia de Archana fue una de las que vinieron aquí y se instalaron en Pimpri (dónde yo vivo), junto con el resto de su comunidad.

Además de ser sindhi, mi amiga es Sikh. Es decir, su religión es el sikhism (o sijismo), una variante del Hinduísmo con mezcla del Islam. El 75% de los sikh se encuentran en Punjab, uno de los estados al norte del país, en la frontera con Pakistán, y su Gurudwara más importante es el Golden Temple en Amritsar.

El día para visitar la Gurudwara por la familia Jhamtani es el jueves, y antes de ir al lugar de oración cocinan platos especiales, se duchan, meten las cacerolas al coche, paran a mitad de camino a comprar guirnaldas de flores y llegamos al lugar.

Lo primero es cubrirte la cabeza, y por supuesto ir bien tapado. En el caso de los hombres con su turbante y vestidos de blanco. En la entrada te quitas los zapatos (esto es obligatorio en cualquier templo), te lavas las manos en el lavabo, y entras caminando despacio por la alfombra central hacia el takht (altar), dónde depositas dinero y flores a modo de ofrenda y las cacerolas llenas de comida para que sean bendecidas. Y a continuación lo rodeas en sentido de las agujas del reloj y te diriges a tu sitio.

En el takht descansa el Guru Granth Sahib; libro sagrado con las escrituras Sikh, y único protagonista en una Gurudwara (o al menos hasta que llegó una servidora).

A un lado de la alfombra que divide la estancia en dos se sitúan los hombres, y un pequeño escenario en el que el cura y unos músicos ambientan la ceremonia con los cantos típicos. Al otro lado de la alfombra se sientan las mujeres. Todos sentados en el suelo, con las piernas cruzadas, la cabeza cubierta, recién duchados y sin poseer sustancias tóxicas en su cuerpo; nada de carne, nada de alcohol y nada de tabaco.

Mientras los cánticos prosiguen, una persona está continuamente en el altar con una especie de plumero limpiando el aire. La ceremonia en sí tiene como objetivo principal dormir al libro sagrado, que aquí es como un dios. Primero el libro está en el altar bajo unas sábanas, a continuación lo decoran con guirnaldas, después le cambian las sábanas, el cura lee unas páginas y vuelve a envolverlo, y por último, hay que mecerlo para que se duerma. El honor de dormirlo hoy le toca a mi casero, y hermano de Archana, el cura coloca el libro (y con libro me refiero a un libraco de un metro por sesenta centímetros y veinte de ancho) sobre la cabeza de Monty, quien tiene que caminar dando la vuelta de rigor alrededor del altar, mientras su mujer camina tras él limpiando el aire con el plumero. Tras completar la vuelta mientras todos cantan y nos agachamos a tocar el suelo con la frente, ponen el libro en su cuna y queda concluida la ceremonia.

A continuación llega la parte más india del evento. Las familias cogen sus cacerolas y las guardan en el coche y algunas, según la organización del día, las colocan sobre sillas a la salida montando algo así como la fila de un comedor de colegio. Te dan tu bandeja desechable, arroz, dhal, pav bhaji, fruta y agua de rosas. Una vez fuera cada uno se come su plato a modo de aperitivo y después volvemos a casa y cenamos la comida casera bendecida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: