When we were young


16-17 de Febrero de 2010

Mi entrenador pone “Barbie Girl” cada mañana según entro al gym y me sonríe. Hasta ahí todo bien. Después la sonrisa desaparece de su cara y empieza a contar sentadillas, como si yo fuese el soldado Ryan. Pero a mi nadie me salva. Así que aquello es como la versión cruel de la puerta de “Menudas estrellas”, yo entro toda mona y salgo dos horas mas tarde empapada en sudor.

La clase de ayer la cancelaron, pero yo me enteré una vez había llegado a Indira, así que partida de TT, cold coffee y tarde en Spacia (urbanización en la que viven la mayoría de mis compañeros).

Nada mejor que pasar la tarde planeando viajes que nunca haremos, negocios que nunca pondremos en práctica y formas de cambiar el mundo, que acabará cambiándonos a nosotros. Pero por un momento te olvidas de todo y sueñas, creyéndote cada propuesta loca que surge de las mentes jóvenes de tus amigos, porque ya tendremos el resto de nuestras vidas para enfrentarnos a la realidad. Spacia es el Nunca Jamás de Pune.

Y Ganesh (el primer compañero en ser contratado) ha vuelto de Surat, tras dimitir de su empresa en Surat, así que lo celebramos con vodka, a las 6 de la tarde, media hora después del té. Y a continuación los seis (Amruta, Ganesh, Rohit, Shirish, Abhishek y yo) nos subimos al coche para dejar a Ganesh en la estación, y comprar la cena. A mi me dejan de copiloto, porque aunque los meses pasan, me siguen tratando como a una princesa, y no consienten que vaya apretujada detrás. Llegamos a la estación y Ganesh se echa atrás, y dice que ya ira a ver a sus padres otro día, que hoy se queda en pune a cenar con nosotros.

Nos cruzamos la ciudad para comprar pollo en el lugar favorito de uno de mis amigos, junto con bebidas, y vamos a casa de Amruta, que hoy sus padres no están, así que comienza la fiesta. Siguen los desvaríos y de madrugada a alguien se le ocurre un viaje a Lonavla, así que todos al coche. A mitad de camino nos entra el sueño y damos media vuelta, total, aquí los planes se deshacen igual de rápido que se hacen.

Dormimos unas horas y por la mañana vamos al cine (sustituyendo el desayuno por famosas y palomitas), a ver My Name is Khan, la última de Shah Rukh Khan y Kajol. Muy buena, yo me he hinchado a llorar.

Comida en Guptaji, todo un show, y ahora al gym, para no perder las sanas costumbres…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: