Sai Baba


9 de Febrero de 2010

Nunca te acostarás sin saber una cosa más.

Hoy daban las notas. A mi no, pero aún así he ido, de apoyo moral.

Dos horas antes de que las diesen, mis compañeros han decidido ir de excursión: templo de Sai Baba, un fakir-santo venerado tanto por hindúes como por musulmanes, y al parecer la reencarnación de alguno de sus tres millones de dioses.

El templo original está en alguna lejana ciudad, pero aquí le han hecho una réplica en la carretera a Mumbai, así que allí nos hemos ido, a rezarle al abuelo para sacar buenas notas… lo de “a Dios rogando y con el mazo dando” ni les suena, ellos hacen los exámenes y dos meses después, cuando las notas ya están escritas, van a rezar.

Anyway, esa no es la cuestión del día, porque hoy si que he descubierto algo chocante, cuanto menos. Llegamos al recinto, dejamos los zapatos en consigna, nos lavamos los pies, manos y cara en la fuente, compramos la correspondiente bandeja con coco, flores y cositas de comer (prasad) y entramos al templo.

Los indios tocan cada escalón o marco de puerta antes de entrar a la siguiente estancia y a continuación se llevan las manos al corazón (yo estoy en nivel principiante, así que de momento me limito a observar). Llegamos al santo, hacen la ofrenda, lo rodeamos por detrás (que es lo propio) y salimos.

Es aquí cuando las explicaciones empiezan. El santo en sí, se dejo morir… hay templos en los que la gente hace cola durante horas para entrar, en otros ofrecen todas sus joyas (que en el caso de los indios son muchas, porque en cuanto a oro dejan a las merdellonas en mantillas) y en alguno lo típico es ofrecer tu pelo, así que te lo cortas y se lo llevas a la diosa de turno.

Y llegamos a las vacas! A la entrada de cada templo hay vacas, porque para ellos son Dios. Hasta aquí todo bien. A las vacas se las alimenta mejor que a algunos humanos. Esto ya es raro. La orina de las vacas se considera más sagrada que cualquier otra cosa… la orina de las vacas se utiliza para fregar los suelos en ocasiones especiales… por lo visto es el mejor desinfectante. Los hindúes se beben la orina de las vacas. Sin más.

No es una práctica habitual para todos, pero al menos lo hacen una vez en su vida.

Yo tras esto, no tengo mucho más que decir. Me quedo con el cuerpo de Cristo.

Una respuesta to “Sai Baba”

  1. Sra. Bassas Says:

    Realmente, son un mundo distinto y creo que lo nuestro son prejuicios, recuerda que aquí comemos las tripas, los callos, las criadillas e incluso los riñones, bueno, yo no porque el glamour me lo impide, bueno y el gusto, pero a lo mejor, el pipi de vaca, siempre y cuando sea sagrada, es bueno, dependerá de lo que beba la vaca, enfí, qu eno hay que mirarlo orgánica si no espiritualmente. enfin, el intercambio de flujos y humores corporales está extendido y conceptuado como “comunion”.

    Bueno, niña, te notaba a faltar,¿como estas?, y de las notas que??? y de tu entrevista que?? y del entrenador personbal que???, las puntillas d etu tanga estan intactas???? jejeje soy mala, esto no es propio de una tia, bueno de la tia Myriam siiiiii.

    Cuidate bombon, aprende, disfruta y nada, Sara nada, nada Sara, nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: