En India nadie come en un restaurante sin compañía


15 de Diciembre de 2009

Sólo era una más caminando entre la multitud y al ver a los vagabundos se preguntó si acabaría igual. Un viejo en una esquina cantaba canciones sobre el cambio, al que a todos nos toca enfrentarnos alguna vez.

Ella llegó buscando cobijo con una maleta llena de sueños, y se quedó en aquella habitación desangelada mientras jugaba a ser James Dean. Hoy en día, tras ver todas las disciplinas y aceptar todas las reglas, nadie quiere ser uno mismo, ni tampoco quieres ser igual que otro, así que tiras tu personalidad por la borda librándote de ataduras, y lo único que consigues es perderte en este mundo.

Subida a unos Jimmy Choo intentaba aprender a volar, así que cerró los ojos y salto desde aquella ventana, pese a que su madre le advirtió que era una locura. Pero todos sus héroes habían muerto, así que creyó que era mejor que desvanecerse.

Hoy en día las estrellas están fuera de nuestro alcance, ya no hay una escalera al cielo. Hoy en día todo pasa rápido y nada dura, sólo quedamos nosotros. Jugando a ser otros. Así que al final ya no sabemos quién somos en realidad.

Una respuesta to “En India nadie come en un restaurante sin compañía”

  1. reyes Says:

    Yo estoy construyendo mi escalera al cielo,ya solo me faltan unos peldaños…
    pero lo conseguiré! ya casi lo toco.
    creo que cada cual ha de construirse la suya,cuando empiezas?
    la clave entusiasmo y voluntad…..sigue nadando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: