A contracorriente


2 de Diciembre de 2009

Esta mañana he ido a la University of Pune, a por un certificado que, evidentemente, no me han dado. Vuelva usted mañana.

La tarde me la he pasado de compras navideñas con Eva. Es algo extraño comprar regalos de navidad cuando en la calle se está a 38 Celsius.

Y luego hemos ido a la óptica, porque yo creía que estaba perdiendo vista. Pero por lo visto ya no necesito gafas para leer, me han dicho que veo perfectamente y que no use más las que tengo. Así que solo me he hecho las de lejos, más que nada porque cuando vuelva a España tendré que ver las señales de tráfico, aquí inexistentes.

Cena con Jan, Roeland y Onnu en un restaurante de thalis. Es agotador. Según comes te van rellenando cada cacharrito, así que es la cena interminable. Y los camareros son como mi tía Belén; tu les dices que no te pongan más, pero siempre añaden otra cucharada! Y más zumo, más rotis, más arroz, más dulces (por supuesto mezclados con lo salado…)

Lo mejor ha sido de camino a Barista, yo había dejado la moto bastante lejos y en dirección opuesta, así que Jan, que tiene una scooter prestada me ha llevado hasta la pinkie, con Roeland escoltándonos. Lo divertido es que la calle era de un solo sentido, así que hemos ido a contracorriente más de un km, saltándonos hasta un control policial. Pa’ habernos matao!

Anuncios

Una respuesta to “A contracorriente”

  1. reyes Says:

    Cuando vengas iremos a graduarte, no me fío un pelo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: