Roti fulak, Puri & Rotala


27 de Octubre de 2009

María llamó anoche desde Estambul. Ha perdido el vuelo porque no tiene visado, así que va a intentar ir hoy al consulado y conseguirlo como sea.

Por lo menos no estoy sola, Eva se vino conmigo. Pero es una de esas personas a las que Mumbai no les gusta. Para ella es demasiado, para empezar porque no hemos encontrado un sitio en el que sirvan un desayuno continental, así que la mañana ha empezado mal. Yo por el contrario estoy encantada, creo que podría vivir aquí.

Hemos ido a Victoria Station y Crawford market. Un charlatán nos ha hecho de guía y nos ha llevado luego a comprar sedas. A mí mientras me hagan mucho la pelota y me sirvan chai al entrar en una tienda de sedas, no tengo ninguna queja.

CIMG3987

Después hemos comido en Rajdhani. La comida ha sido la gran diversión del día. Thali. Todo el restaurante estaba encantado con nosotras, yo le he pedido a nuestro camarero que nos escribiese los nombres de todo lo que hemos comido, y al final nos han pasado a la cocina a ver cómo preparan cada cosa.

Lo siguiente ha sido Banganga Tank, de acuerdo con “Mumbai in one day” de la Lonely. Aquí se les ha ido la olla. Es un sitio sucio y desagradable (además de lejano y casi inaccesible), lo menos indicado para reposar la comida.

El té lo hemos tomado en Chowpatty Beach (con unas vistas geniales) antes de ir a Mani Bhavan, la casa/museo en la que estuvo Gandhi un tiempo.

Al caer el sol hemos llegado a Gateway of India, Taj Mahal Palace & Tower. Alguna noche tengo que dormir en el Taj. Más seda en Colaba market (la música de ABBA anima mucho a la hora de comprar pashminas), y un descanso en el Café Leopold siguiendo las recomendaciones de mi amigo. Se ha columpiado más que la Lonely con el Tank. El café es un local sin ningún encanto lleno de turistas que visten fatal y la comida deja bastante que desear. Tras el desencanto hemos probado con el plan B; Café Mondegar, en la siguiente esquina. Aquí el porcentaje de indios se incrementa en comparación (de un 2% a un 5%), la decoración es especial, y la música es genial, más que nada porque tienen un gramófono (si, como el de los videos de George Michael) y puedes elegir la música (a 10 rupias la canción)

María sigue en Estambul. Con suerte mañana le dan el visado.

4 comentarios to “Roti fulak, Puri & Rotala”

  1. reyes Says:

    Hija mía da gusto oirte hablar de la comida, todo te gusta! bien se nota de que familias procedes.
    creo que hay en el blog mas fotos gastronómicas que tuyas! pero sigue, sigue nadando!

  2. reyes Says:

    There’s Something About Mary!

  3. Sra. Bassas Says:

    nada, Sara , nada, okiss

  4. Sra. Bassas Says:

    oooooohhhhhhhhh que pena, ya no hay mas,,,
    LLegará María de Estambul o se habra colgado de una pasion turca????
    Volverá nuestra protagonista a Pune, rendida pero feliz????
    …en elsiguiente capitulo,
    nada, Sara, nada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: