King Prawns


18 de Octubre de 2009

CIMG3813

Esta mañana nos hemos separado; Henrike, Jan y Anne han alquilado scooters y se han ido a recorrer la costa, Eva y yo hemos decidido visitar más lugares de Goa, así que hemos pasado la mañana en las tumbonas de la playita (ayer no lo sabíamos, pero resulta que no hay que pagar, solo consumir algo del restaurante, es decir, por menos de un euro tienes un zumo de papaya y tumbona con sombrilla toda una mañana)

Me he pasado una hora hablando con Chitra, una de las vendedoras de collares. Hablaba muy buen inglés para haberlo aprendido en la playa, así que la he invitado a un zumo y me ha estado contando cosas de su cultura, al sur de la India. Tiene 24 años, su padre se casó 3 veces porque su madre y su segunda mujer solo le dieron hijas, y era necesario un niño, así que tiene una cuantas hermanas. Ella se casó con 18 años y ahora tiene 3 hijos (2 niños y una niña, así que por suerte su marido no la abandonará). Cuando comienza la temporada de buen tiempo se viene a Goa a trabajar vendiendo collares, y este año se ha traído al bebé porque le tiene que dar de mamar. Los otros dos se han quedado con sus abuelos. Su marido, que además es su primo (en este caso el matrimonio concertado fue agradable porque se conocían y eran amigos desde pequeños), también ha venido con ella, a trabajar construyendo chozas cerca de la playa para los trabajadores que vienen a Goa de todas partes de India. Chitra se pasa el día en la playa, con su sari y todos sus pendientes, tobilleras y collares, los cuales recibió al casarse. También lleva un bindi (el punto rojo en la frente) y sindoor (otra marca roja en el nacimiento del pelo que el marido aplica desde el día en que se casan). Cuando pasan los 6 meses turísticos en Goa, se vuelven al sur, a trabajar más. Recogiendo arroz y otros frutos en el campo, pero son muy afortunados porque su familia tiene 4 vacas, así que pueden alimentarse bien con la leche.

Si esta chica habla casi el mismo nivel de inglés que yo habiéndolo aprendido en la playa con turistas durante los últimos 5 años, qué pasaría si tuviese la oportunidad de acceder a una buena educación en vez de estar recogiendo arroz y cuidando bebés??? Parece que en India a nadie le importa.

Después de comer nos hemos ido a Palolem, dos horas y media en coche. Al llegar estaba demasiado masificado, una especie de Benidorm indio, así que nuestro un rickshaw driver (Yogi) nos ha ido llevando de guest house en guest house hasta que hemos decidido que era mejor irnos de allí. Nos hemos quedado en la siguiente playa; Patnem, dónde la temporada aún no ha empezado, así que es mucho más tranquila.

Puesto que estábamos muertas de cansancio y que casualmente nuestro hotel; Seaview, está recomendado en la Lonely por sus gambas, hemos llamado a Yogi a decirle que no viniese a buscarnos para la cena.

Toda una experiencia. Yo me he ido directa a las gambas, le he preguntado al camarero por el precio, y ha vuelto con una fuente llena de pescado y marisco fresco para que eligiese. A 100 rupias la gamba le he pedido un par, algo razonable puesto que una cena normal suele costarnos 200 rupias (bueno, con Utsav en Pune era algo más…) Pero dado el tamaño de los bichitos y que hemos pedido una ensalada cesar vegetariana de entrante, se suponía que iba a ser suficiente. Todo era perfecto; el clima, el sonido del mar, mi nuevo vestido, la terraza llena de plantas… perfecto hasta que la ensalada ha llegado a nuestra mesa.

De entrada no tenía queso, algo que yo ya sabía de antemano, pero que mi amiga no se esperaba. La luz de las velas era perfecta para no ver exactamente que más había en la ensalada, pero de repente se ha desencadenado la tragedia. Pollo. Muchos trozos de pollo. Eva es vegetariana. Ha devuelto el plato y después han traído otra ensalada cesar vegetariana. Al mismo tiempo que mis gambas hacían su entrada triunfal. De hecho no solo mis gambas, si no todas las gambas de Patnem Beach. Resulta que el camarero ha entendido que, en vez de 2 gambas, quería 2 platos de gambas. Así que allí estaban, 8 gambas con su respectiva guarnición y su respectivo precio. Que no es que no lo pueda pagar, pero tampoco es cuestión de reventar el vestido la primera noche! Mientras el chef y el camarero buscaban una solución, yo no he podido resistirme… la Lonely se queda corta. Increíbles. Ya estábamos incluso pensando en cancelar los canelones vegetarianos y repartirnos los dos platos: Yo las gambas y Eva la guarnición. Pero de repente el camarero ha vuelto y se ha llevado un plato. Orden cancelada. Pensándolo bien… podría habérmelas comido todas! La cena que se han pegado en la cocina gracias a mí ha sido un delito. Y de repente, pollo. En la ensalada. Obviamente no iban a hacer otra, así que se limitaron a quitar los trocitos de pollo, pero se les olvidó uno. La plantilla entera ha pasado por nuestra mesa a disculparse. Y los canelones seguían sin llegar, siendo los cosmopolitan nuestro lo único que le quitaba hierro al asunto. De postre crepes de nutella y plátano, excepto porque se les han acabado los plátanos, y porque solo había un crepe.

CIMG3828_2

La cena ha sido de cámara oculta, pero las gambas estaban tan buenas que ha valido la pena. Por supuesto no han cobrado la ensalada ni el postre y nos han descontado un 10% .

Y mañana vamos a una excursión en barco a ver delfines. A las 7 de la mañana. Enough.

Etiquetas: , , , ,

3 comentarios to “King Prawns”

  1. reyes Says:

    Me encanta que relates historias de persona indias como Chitra,por que aunque es una pena, que no todos tengamos las mismas posibilidades, aún teniendo los mismos talentos,quizás, a los que estamos aquí, en la vieja Europa, con todo lo que ello conlleva en cuanto a calidad de vida se refiere, nos hace pensar un poquito, en lo afortunados que somos, y a no mirarnos tanto el ombligo,que si la crisis! que si ya no gano tanto! enfin a valorar tanto bueno que tenemos! y a ser mas conformistas….Disfruta lo que tienes.Un beso

  2. asun Says:

    Me ha gustado mucho la historia de Chitra, que a pesar de todo y por lo que he leido es una chica con suerte……en fin, que diferencia tan grande de culturas y que afortunada eres cariño viviendo todo lo que estás viviendo.TK

  3. Sra. Bassas Says:

    La voz disidente, bueno primero me alegro de tu vuelta. Quiero decir que que os hace pensar que chintra ser´´ia mas feliz siendo una ejecutiva o teniendo un trabajo cualificado, si ella nos pudiera ver por un agujerito en nuestro dia a dia, creo que preferiría sus cachorritos, su marido que la acompaña en su lucha par salir adelante. Comoves, ella escoge lo que quiere hacer y rentabiliza, como tu, habla un ingles perfecto y ha intercambiado contigo su experiencia de vida, y seguramente habrá pensado: esta señora tan mayor, sin hijos ni marido, tan lejos de su familia y un monton de años y viajes para aprender un idioma que yo domino vendiendo mis pulseras.
    Hay muchos mundos y aunque no sea equitativo, si es justo. Salvando el caso de las personas que pasan necesidades y penuria, aquel mundo, para ellos, es el mejor.
    o no????

    Bueno, estoy en crisis, que pasa, trabajo demasiado y vender pulseras en una playa es una posibilidad siempre que sea con mi “churri”

    estas mu guapa en la foto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: