Durch den Monsun


4 de Septiembre

Lonavla in the rains

Estábamos acabando de comer y un compañero se ha acercado a preguntarme si me gustaría ir a unas montañas con cascadas. Yo le he dicho que sí, que podríamos ir algún día, y el me ha dicho que nos íbamos ya! En 15 minutos han planeado un road trip a Lonavla, por supuesto haciendo peyas. Yo tenía el ensayo general del desfile, y después había quedado para ver un piso, pero mi nuevo lado intrépido ha podido con mi conciencia.

El motivo de la excursión ha sido la lluvia, estaba empezando una tormenta y por lo visto en la ciudad no tiene tanta gracia como en las montañas. Yo creía que el sitio estaría a 10 minutos del college, pero no. Así que mientras Ashwini organizaba la distribución en las motos alguien ha sugerido que yo iba a necesitar una chaqueta. Una hora después 18 MBA estudiantes en 9 motos salíamos del parking de Indira mientras diluviaba. Yo he ido en la moto de mi indio preferido, bien agarrada a la parte de atrás de la moto, lo cual les hace mucha gracia porque aquí los que van de paquete no se agarran, total, como no llevan casco en caso de accidente se pueden matar igual, así que agarrarse no va a solucionar nada! El viaje ha sido divertido, todos van hablando con el resto mientras conducen, y los chicos ahora me llaman Su y me han cantado la canción de la película, que es una canción popular que empieza con “Sugar” pero le cambian la letra por Suuuu-gar.

Hemos tardado más de 2 horas en llegar, y mi rimmel waterproof no ha superado la prueba a pesar de llevar puestas las gafas. El sitio era precioso, con lagos y una cascada, así que una vez allí nos hemos bañado en la cascada, de todas formas ya estábamos empapados… Lo divertido es que nos hemos bañado tal cual íbamos, con ropa y zapatos (menos mal que yo iba con las Victoria, que han causado la revolución en clase porque no llevan cordones!, ósea, que les parece normal ir con traje y chanclas pero llevar las zapatillas sin cordones es un escándalo). Así que allí estaba yo, con la espalda pegada a las rocas mientras una cascada me calaba hasta los huesos tras 2 horas de viaje en moto sin casco y bajo el monzón. Después del viaje yo creía que volvíamos a Pune, pero no. Hemos subido hasta lo alto de la montaña (caída de 2 motos incluida) para contemplar las vistas, que a mitad de la subida se han esfumado por un exceso de niebla, es decir, no se veía ni la carretera, pero aún así hemos llegado sanos y salvos a la cima, y una vez allí hemos gritado, como bestias, porque que más se puede hacer allí (aparte de tiritar)? Pues contra todo pronóstico sí que había algo más que hacer; resulta que allí arriba, in the middle of nowhere, vive gente. Gente de las montañas. Y no sólo viven si no que preparan chai y aperitivos para los visitantes, así que he vivido una especie de cena-cocktail extrema, con los nativos sacando platos de cartón con crujientes de cebolla y un mix de maíz y verduras rebozados. Estaba delicioso. Me pregunto cómo se las apañan para cocinar allí y yo no soy capaz de hacer una sopa Knorr en mi cocina teniendo electricidad, agua corriente y una kettle.

Y tras la cena, viaje de vuelta. Saraju (no estoy segura de que se escriba así) me ha atado el pañuelo a la cabeza al estilo indio, que aunque no queda tan mono es mucho más práctico. De camino hemos parado a ver avestruces que había en un restaurante y después hemos vuelto a Indira, donde seguían los ensayos para mañana, por lo visto el desfile está bajo control. Una vez en casa directa a la ducha bien caliente. Supongo que mañana estaré afónica y con fiebre, pero aún así tengo que ir a ver un piso y después ir al Foundation day, a ver como les sale el desfile.

2 comentarios to “Durch den Monsun”

  1. reyes Says:

    Que envidia! que sitio tan bonito, me encanta esa cascada,ya veo que no te faltan amigos, ni entretenimientos,aunque les gusta mucho el riesgo………….. (haces bien de sujetarte en la moto)
    Nunca pensé en pelarme la clase para hacer algo así! pero veo que allí son imprevisibles, tu disfruta, pero cuidate, la vuelta empapada en la moto debió ser heladora no?
    creo que esto fue el 4 de septiembre,no te pusiste mala por lo que veo!
    sigue contandonos……………….

  2. Sra. Bassas Says:

    Querida;

    Cuando vuelvas, le daremos forma a estos relatos y los publicaremos.Son divertidisimos, dinámicos e intensos. Hace muchos dias que no te encuentro en el mesenger y te estoy sustituyendo por tu blog.
    He dado datos, va contra mi religión, pero es par adecirte que te quiero, que te noto a faltar y que no dejes de disfrutar y escribirlo. Serás alguien grande en la narrativa española. TE LO ASEGURO..
    Besos chata me voy al gimnasio, por cierto besos de todos allí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: